A mayor elasticidad y facilidad de movimiento diafragmatico mayor y mejor expresión de nuestro mundo interior, como en el movimiento armónico de la acordeón nuestro diafragma puede expresar también con su presiones , pulsos , sostenidos, impulsos una variedad de melodías capaces de manifestar todo nuestro potencial.

Para ilustrar , la importancia del diafragma en la salud y en la percepción de bienestar, lo comparo con el movimiento de una acordeón, el fuelle con todo su recorrido es capaz de dar todas las notas posibles , su versatilidad de movimiento en horizontal , vertical y lateral, hacen posibles una infinidad de sonidos, la velocidad con la que presionamos el fuete puede añadir más ritmos y frecuencias sonoras.

El diafragma , en cierto modo, es parecido en sus posibilidades de movimiento al acordeón, provocado también por la presiones del aire al inspirar o expirar , el diafragma es capaz de multitud de posiciones acomodando el cuerpo a muchas circunstancias facilitando la regulación del esfuerzo y la comodidad del mismo, como en el caso de la arcordeón con la variedad de notas musicales  así, nuestras posibilidades diafragmáticas se corresponden con nuestra versatilidad de acciones y sensaciones….los componentes básicos de las emociones.

Sin embargo es difícil encontrar un diafragma flexible y consciente de su movimiento, lo normal es que se llegue a fijar en algunas posiciones y un corto recorrido, olvidando como en una amnesia todas sus otras posibilidades.

El hecho común mas influyente en este deterioro, a mi modo de ver, es la relación con el aprendizaje que los adultos nos empeñamos en mantener: ante el desafío de una nueva circunstancia, reaccionamos automáticamente cerrando la glotis, suspendiendo la respiración y fijando el diafragma en una posición, presuponiendo, que con el esfuerzo somos capaces de abordar aquella situación, así el aprendizaje de aquello nuevo , queda mediatizado por el esfuerzo y cegado por el miedo al fracaso, cerrando la capacidad de disfrutar y la libertad….. incluso de fracasar.

Ya sea en una acción física, o en reposo, escribiendo en el computador, nos sorprendemos con este automatismo, solo conseguimos soltarlo en determinadas circunstancias en las cuales nos sentimos libres, en rutinas donde los movimientos ya no son conscientes o , durante el sueño donde tampoco somos conscientes.

También , la existencia de algunos traumas físicos o emocionales, (que son una relación entre los elementos del entorno, la sensación percibida y la fijación de la posición del diafragma registrada en la memoria de sistema neuro-motor) , hace como sistema de defensa, que en el futuro se evite pasar por esa posición diafragmatica, pues desencadenaría la emoción, restringiendo el movimiento y cerrando al mismo tiempo la posibilidad de superación del hecho traumático.

En aprendizajes corporales como el Tai chi , qigong, o abordamientos terapéuticos emocionales , donde el cuerpo y mente tienen que estar abiertos al aprendizaje , es vital reconocer este mecanismo de apertura diafragmatico y encontrar maneras de devolver la elasticidad al diafragma. En nuestro trabajo diariario le dedicamos unos minutos en todas la clases a este hecho, facilitando así la asimulación de la propia clase, la de circunstancias traumáticas anteriores y proponiendo nuevas pautas futuras.

continuara….

Share This