Danza-Contac.

 

 

Las sesiones de Danza contact improvisación (contact para agilizar), discurren en tres partes : comienzan con un calentamiento general a través de diferentes juegos y dinámicas preparando nuestro cuerpo para la Danza. La segunda parte la clase en la que trataré de acercaros a la Danza, al contacto, a la comunión, al fluir…. en ese momento que yo disfruto como un niño. Terminamos siempre con una Jam: espacio para explorar y desarrollar lo aprendido desde la creatividad, empatía desde la libertad.
El contact es una Danza suave que fortalece el cuerpo, que fluye y vigoriza nuestro organismo aportandonos fuerza, resistencia y flexibilidad.
El contact “ensancha el pecho”, nos abre a la otra persona, a la escucha, al compartir, al amor.
El contact es una meditación en movimiento con la que profundizamos en nuestra capacidad de atención y de presencia, herramientas psicológicas fundamentales para nuestra salud.

Raul Fernandez.

danza contac.

Un poco de historia..

Un grupo de hombres y mujeres liderados por Steve Paxton comenzaron investigando la cualidad refleja del toque, los impulsos, las caídas, las roladas y los choques. Esta experiencia conocida por el nombre de “Magnesium” fue el inicio de una forma de danza que hasta el día de hoy esta en constante desarrollo, cambio y crecimiento. Tanto su creador, Steve Paxton como los primeros “contacters” venían del campo de la danza moderna, sin embargo, han tomado elementos e ideas de técnicas tales como el Tai chi Chuan y el Aikido.  Los bailarines se concentraban mas en la percepción interna del movimiento y en el contacto con el otro más que en las formas y rutinas de movimiento definidas. Ellos consideraban que el contacto y la interacción con otra persona de igual o diferente sexo, tamaño, origen, etc. era una manera de construir y tener una nueva experiencia del Yo.

 

La manzana de Newton 
Cuando una manzana cayó sobre su cabeza, Isaac Newton, se inspiró para describir las tres leyes del movimiento. Muchos años después un grupo de personas investigaría como se siente “ser la manzana”. Los bailarines ponen en movimiento la masa corporal para ir mas allá del constante llamado de la gravedad hacia la oscilación y el orbitar invitante de la fuerza centrifuga.

Estar simplemente de pie en contacto con la tierra fue uno de los principales ejercicios de entrenamiento. La mente atenta en el aquí y ahora percibiendo los pequeños movimientos del cuerpo producidos por la gravedad. La tarea es observar los sutiles movimientos de ajuste constante que realiza el cuerpo para impedir su caída. Esta “Pequeña Danza” es una forma de meditación que calma y prepara al ser para las complejas interacciones con otro cuerpo a partir de una zona de contacto. A partir del toque, los cuerpos se comunican, juegan a moverse y ser movidos, exploran formas de tratar el impulso y la gravedad.
Cada danza implica una serie de decisiones instantáneas. La piel esta sensible, la mente alerta y atenta. Las percepciones se amplían. El calor aumenta y ambos cuerpos se adrenal izan. La gran danza comienza.
Los propios movimientos son estimulados y producidos por los movimientos del otro. Esta es la base del dialogo cuyos códigos son desde los sutiles toques hasta el dar y recibir el peso de toda la masa corporal.

 

Share This
Abrir chat
Hola en que podemos ayudarte?